Ro-Ro, acrónimo del término en inglés Roll On-Roll off sirve para referenciar a cualquier tipo de buque, barco que transporte cargamento rodado, ya sean automóviles, camiones o vehículos industriales, entre otros.

¿Cómo funciona el Ro-Ro?

Este sistema de transporte marítimo se beneficia de rampas, tanto presentes en el barco como fijas en tierra, para hacer práctica y segura la carga y descarga de los vehículos transportados.

La carga rodada accede al buque a través de las compuertas alojadas en popa o popa y proa para facilitar el acceso y la rápida carga y descarga.

Dentro de los buques Ro-Ro hay que diferenciar los carcarriers, que se distinguen por su forma cuadrada y porque solo transportan coches. En cambio, los Ro-Ro tradicionales pueden transportar trailers y vehículos industriales también.

Además, existen buques capaces de transportar tanto cargamento como personas. Cuando estas superan los doce pasajeros, se describe usando el acrónimo Ro-PAX, lo que todos conocemos como ferry.

¿Qué ventajas tiene?

  • El Ro-Ro (Roll On-Roll off) permite un radio de acción más amplio para los camiones y remolques, así de esta manera los operadores de transporte terrestre pueden extender su radio de acción. Se puede cargar un camión cargado completamente que proseguirá su ruta una vez llegue al puerto de destino.
  • Servicio logístico perfecto para agilizar operaciones, minimizando averías por estiba y desestiba, lo cual supone un servicio rápido y seguro. Se eliminan pasos intermedios en la carga y descarga y se evita el tener que utilizar equipos como grúas pórtico o reachsteackers.
  • El Ro-Ro nos da la posibilidad de mayor carga de volumen con los mismos medios. Se puede aprovechar al máximo el espacio disponible en el interior del buque.

Como causa directa de lo anterior, el Ro-Ro reduce considerablemente los gastos en gasolina, vehículos y conductores.

¿Se pueden transportar vehículos dentro de un contenedor marítimo?

Un contenedor marítimo ISO homologado está capacitado para llevar en su interior vehículos como automóviles o vehículos industriales. Sin embargo no siempre es lo más aconsejable, ya que están sometidos a un tratamiento diferente y puede ser menos rentable que transportarlos mediante el sistema ro-ro.

  • Esta opción puede ser recomendable para el transporte de pocas unidades o en el caso de que queramos enviar el vehículo junto a otro tipo de mercancías aprovechando el espacio libre del contenedor.
  • Por lo general si un automóvil viaja en el interior de un contenedor será considerado mercancía peligrosa, con lo que deberá cumplir unos trámites aduaneros y de documentación mucho más extensos que si viaja en la bodega de un buque ro-ro.
  • También se deberán cumplimentar una serie de documentos que afectan a la responsabilidad sobre la mercancía distintos a los que haríamos en una carga ro-ro.

Cuando hablamos de grandes cantidades de vehículos, como pueden ser los que gestionan fabricantes o exportadores de automóviles, la carga de vehículos ro-ro es la más adecuada ya que se eliminan muchos de los costes asociados a la carga, descarga y estiba del contenedor, entre otros. Además, para grandes montantes el proceso de carga y descarga en el buque es mucho más ágil y rápido.